Skip to main content

A continuación podéis leer la entrevista que mantuvimos con Antonio Laiz que, junto a su caballo «Gejholms Menotti», consiguió el oro en el Campeonato de España de Doma Clásica de Menores que tuvo lugar en Segovia del 3 al 6 de septiembre. 

 

¿Qué sentiste al proclamarte campeón de España?

La verdad es que mucha emoción. Al principio no me lo creía porque iba tercero en la clasificación antes de salir a la prueba, y la primera nos sacaba 2 puntos, que es mucho, pero al final lo conseguimos. Fue una sensación de satisfacción brutal de cómo había ido el caballo, más que de ganar el título.

 

Finalizaste con una media de 71,725. ¿Cómo transcurrió toda la competición?

El primer día de competición, el caballo estuvo un poco tenso y un poco cerrado en la nuca. Eso nos perjudicó a la hora de sacar puntos y nos quedamos terceros, a casi 2 puntos del segundo y a casi 3 puntos del primero. El segundo día mejoramos mucho, ganando la prueba por 0,2 puntos. Y el tercer día, salimos a por todas y la verdad es que nos salió bien la estrategia. Conseguimos sacar muchos puntos y lo más importante: sacarle toda la ventaja a Moncayola, que iba venciendo la acumulada.

 

Debió ser difícil puesto que Moncayola y «@Hierro C» estaban protagonizando un campeonato muy regular. ¿Cómo fue esa remontada?

La verdad es que el último día tuvimos un poco de suerte, ya que Moncayola tuvo un par de fallos que le costaron la prueba. Los dos primeros días, ella estuvo muy regular y sin fallos, que es muy importante. Mi prueba el primer día no estuvo muy bien, pero los dos últimos días no tuve ningún fallo y eso hizo que me pudiese poner por delante de ella, ya que en la Kür (prueba con música) siempre se puede sacar algún punto más.

También quiero mencionar que la coreografía con la que hice la kür me la hizo ella y se lo agradezco un montón. Así que también tiene parte de mérito en mi victoria.

 

El caballo del que más se habló durante el campeonato…»Gejlholms Menotti». ¿Hicisteis un buen binomio, no?

Sí, estamos muy contentos con él. Es un caballo joven que tenemos desde hace poco tiempo, lo trajimos de Alemania. Y no ha competido mucho, lo que hace que le falte algo de experiencia dentro de los cuadrilongos. 

 

¿Por qué ese nombre

El nombre ya estaba puesto cuando lo compramos. Gejlholms es el nombre de la ganadería que lo ha criado en Dinamarca.

 

Antes de ir… ¿Te esperabas un resultado así?

No, nos esperábamos este resultado ya que al caballo le falta rodaje dentro de las pistas. Era el tercer concurso que hacía con él e íbamos a coger experiencia, a intentar no fallar nada, a hacer una prueba limpia. Además, había binomios muy buenos en la prueba como «@Hierro C», y binomios que habían estado en los europeos este año, que nos llevaban bastante ventaja a principios de año.

 

¿Qué te han dicho tu familia y tus amigos?

En ese momento estaban allí mis padres y mi abuela, y todos llorando de la emoción. Mi hermano no pudo estar, pero estuvo muy encima de la competición. Desde casa fue el primero que contó los puntos y me dijo que había conseguido el oro. La verdad que el apoyo de los amigos en el concurso fue espectacular, un montón de felicitaciones, etc.

 

¿Te han «llovido» las llamadas de teléfono?

La verdad que desde que acabó la prueba, hasta dos días después, fue una pasada los mensajes y llamadas que recibí. Se agradece mucho que, cuando pasa algo así, la gente te felicite. Hace mucha ilusión.

 

¿Has tenido que luchar mucho para llegar hasta aquí?

Llevamos trabajando muy duro desde marzo, trabajando día a día. Ha sido un trabajo muy grande en grupo, con nuestro entrenador (Lauro Aguiló), el veterinario (Diego Usón), el fisioterapeuta del caballo (Antonio), y por supuesto de mis padres, que están día a día detrás de mí apoyándome siempre que lo necesito.

 

En general, Navarra obtuvo buenos resultados en el Nacional. ¿Crees que esta disciplina atraviesa por un buen momento en la Comunidad Foral?

Yo creo que estamos pasando por un buen momento, sí. Cada vez hay más participación navarra en este campeonato, que al final es lo que necesita Navarra, ya que no hay mucha afición a este deporte como puede haber en otras comunidades. A parte de esto, mencionar a Diego Martínez, que hizo un espectacular cuarto puesto con «Picachu». 

 

¿Crees que Navarra dispone de las instalaciones necesarias para practicar doma?

Yo creo que hay instalaciones de sobra en Navarra para poder hacer doma. A parte yo creo que lo importante no es dónde se practica, sino cómo se practica, y eso se consigue con buenos profesionales. Y ahora mismo, Navarra cuenta con buenos profesionales en esta disciplina.

 

Estás en Gerona viviendo, ¿es mejor para llevar a cabo tu actividad?

La verdad es que Gerona es muy parecida a Pamplona. El clima es muy semejante, el terreno muy parecido, etc. No es ni mejor ni peor para mí, pero son circunstancias de la vida que acabas en otro lugar.

 

¿Dónde sueles entrenar normalmente?

Entreno en el Club Hípico 972 con Lauro Aguiló. Es una hípica pequeña, muy familiar, en la cual también entrenan las hermanas Moncayola. La mayor, quedó subcampeona en mi categoría con «@Hierro C», y la pequeña quedó bronce en Juveniles * con «@Onix».

 

¿Cómo es una sesión de entrenamiento? ¿Qué sueles hacer?

No todos los días se hace lo mismo, pero lo normal es que una sesión de entrenamiento conste de tres partes. La primera parte es el calentamiento, que dura unos 10-15 minutos aproximadamente. La segunda parte, es el trabajo en el cual se trabaja para presentar el día del concurso al caballo lo mejor posible. La duración es de unos 30-40 minutos más o menos. Y la última parte es el enfriamiento, que es de unos 5-10 minutos aproximadamente.

 

¿Cuándo comenzaste en este deporte?

Comencé con 8 años en Pamplona, en el Club Hípico Añézcar.

 

¿Por qué doma y no otra modalidad?

No sé, la verdad es que siempre he hecho doma y nunca me he planteado cambiarme de disciplina. Sí que he practicado, pero la que más me gustaba para especializarme digamos que es la doma.

 

¿Qué tiene que tener un buen jinete de doma?

Yo creo que lo más importante que tiene que tener un buen jinete es que hay que ser muy trabajador. Y lo segundo más relevante, yo diría que es tener una mentalidad abierta, ya que siempre se pueden aprender cosas nuevas. Y por último, un buen jinete tiene que ser paciente.

 

¿Cómo es Antonio como jinete?

Yo creo que tengo todas las cualidades anteriores, pero la de la paciencia se me escapa un poco. Es en lo que más trabajamos todos los días.

 

¿En qué aspectos crees que deberías mejorar?

Como bien he dicho en la pregunta anterior, soy un poco impaciente. Y también  la sensibilidad, ya que a veces soy un poco bruto a la hora de dar las ayudas al caballo.

 

¿Siempre has competido con «Gejholms Menotti» o has tenido otra «pareja de baile»?

Con «Menotti», como lo llamamos en casa, llevo compitiendo desde junio. Antes tuve varios caballos. Empecé con «Silencio», que fue mi primer caballo. Luego tuve a «Levin 1″”, que ahora lo va a empezar a montar el navarro Diego Martínez del Moral. Y también tuve a «Fred» que falleció por leucemia.

 

¿Es arduo el trabajo de enseñar al caballo a realizar los ejercicios?

La verdad es que mucho. Los caballos son los parientes más cercanos de los burros, y son muy tozudos. Por eso hay que repetir muchas veces lo que quieres que aprendan y hay que tener mucha paciencia.

 

¿Tienes alguna anécdota para contar?

No, la verdad que anécdotas para contar tengo muy pocas (ríe). 

 

¿Es un deporte caro? 

Es un deporte que requiere medios económicos bastante altos si quieres competir a alto nivel. Para hacerlo como hobby, teniendo tu propio caballo en una hípica y montarlo, no es caro.

 

¿Recibís alguna ayuda?

Sí, la Federación Navarra de Hípica nos financia las inscripciones y el box del Campeonato de España y quieras o no, algo ayuda.

 

¿Cuál es vuestro próximo objetivo?

Nuestro próximo objetivo es el fin de semana que viene en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre de Jerez, que se celebra el Campeonato de España de Caballos Jóvenes. 


Deja un comentario